Arroz con bogavante

Recetas de arroz con bogavante

Arroz con bogavante y langostinos

Arroz con bogavante y langostinos

El bogavante y los langostinos no son unos ingredientes que utilicemos a diario, así que hay que darles el trato que se merecen en la receta de hoy, un arroz con bogavante y langostinos.

Cogeremos los bogavantes vivos de la pescadería, y los partiremos para freírlos ligeramente antes de añadirlos al arroz. Los langostinos los pelaremos desvenaremos en casa también, pues es como más frescos se conservan.

La clave es un buen sofrito, cocer el arroz el tiempo justo, y añadir los mariscos a lo último para que no se sobrecuezan.

Estos ingredientes dan para cuatro porciones:

  • 4 bogavantes pequeños o 2 grandes
  • 200 gr de langostinos pelados y desvenados
  • 350 gr de arroz
  • Un chorrito de aceite de oliva bueno
  • 1 cebolla picada finamente
  • 3 dientes de ajo, finamente picados
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 100 gr de salsa de tomate
  • 1 cucharada de pimentón
  • algunas hebras de azafrán
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 litro de caldo de langosta y pescado

Preparación:

En primer lugar necesitamos un buen sofrito que es la base de cualquier arroz. Esto lo conseguimos mediante un salteado de cebolla, ajo, pimiento verde y pimiento rojo picado finamente. Tiene que ser perceptible en el arroz, pero no queremos que se note.

Vertemos el aceite en una sartén y, cuando esté caliente, añadimos las verduras para saltearlas. Lo dejaremos unos minutos, para que se ablanden ligeramente.

Posteriormente, agregamos la salsa de tomate y lo removemos con una cuchara de madera. Permitimos que cueza todo a fuego lento durante unos minutos, no más de 5.

Después de este período de tiempo, añadimos el arroz, y lo distribuimos bien con una espátula. Incorporamos las habrás de azafrán, el pimentón y el vino blanco y volvemos a remover.

Al mismo tiempo, empezamos a cortar los bogavantes (todavía vivos) en trozos no demasiado pequeños. Si te da cosa, pídele a tu pescadero que lo corte. Cuidado con los trozos de cáscaras que queden sueltas. Los freímos en otra sartén a parte con un poco de aceite a un fuego alto.

Vertemos el caldo caliente en el arroz y subimos la temperatura para que coja calor y empiece a cocerse el arroz. Después, bajamos la temperatura para que se vaya cociendo todo a fuego lento durante 15-18 minutos, hasta que el caldo no se haya absorbido por completo.

Un par de minutos antes, incorporamos los trozos de bogavante frito junto con los langostinos pelados y desvenados al arroz. Es todo lo que necesitan para no hacerse demasiado.

Notas:

Es muy importante utilizar azafrán y no un colaren alimentario, pues no es lo mismo. El azafrán no sólo le aporta un bonito color amarillento, también le da sabor. Ya se que es un poco caro, pero no lo vamos a utilizar asiduamente. Merece la pena invertir en ello.

¿Qué tal un postre casero para finalizar esta excepcional comida? Prueba las recetas de http://flanhuevocasero.com.es, te encantarán.